sábado, 8 de abril de 2017

MICROLOGÍA: CIENCIA FICCIÓN



   "El espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise, que continúa su misión de exploración de mundos desconocidos, descubrimiento de nuevas vidas y de nuevas civilizaciones; hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar." (Star Trek)

   Es escuchar esta introducción y las neuronas se me abducen solas. La ciencia ficción es el género de la Maravilla, así con mayúscula. Es plantearse nuestro futuro, nuestro lugar en el universo; es la búsqueda de respuestas, y en este sentido se podría decir que es lo que nos define como especie. Una especie que es posible que comenzara a andar cuando un homínido levantara la mirada hacia las estrellas y pensará algo parecido a un porqué.
 
     A continuación tres microrrelatos  de este género que me fascina.


PARTE DE INCIDENCIA


ESPECIE
: Homo Sapiens Sapiens.

SEXO: Hembra.
EDAD: 25 años según la medida convencional de tiempo establecida por su civilización.
PESO: 51 kilogramos, tomando como referencia el campo gravitatorio local.
ORIGEN: Planeta denominado Tierra por su especie dominante.
ALIMENTACIÓN: Omnívoro.
HÁBITOS Y COMPORTAMIENTO: Capaz de articular sonidos que indican el uso de un lenguaje estructurado. Gran habilidad en el manejo de instrumentos y gran capacidad expresiva de las emociones.

PARTE DE INCIDENCIA: Desde el óbito del ejemplar macho permanece en un estado de ánimo melancólico, cercano a la anhedonia, lo que ha significado que abandone sus ocupaciones habituales (en particular, las creaciones artísticas producto de su habilidad con el uso de pigmentos y demás instrumental). Pasa las horas del día echada en el camastro; las de la noche, apoyada en la baranda de su hábitat. Ello está afectando a su popularidad, disminuyendo su valor como reclamo entre los visitantes.

VALORACIÓN Y PROPUESTAS: Sería aconsejable adquirir un nuevo ejemplar macho en la Tierra a fin de que su compañía la saque del estado anímico actual. No obstante, si los costes de una nueva visita al sistema solar significaran una importante desviación del presupuesto, proponemos que el ejemplar sea recolocado en un hábitat menos destacado y más pequeño. En su lugar se podría instalar la criatura recién adquirida en Orión, la cual parece encandilar a los visitantes infantiles del zoo.

Firmado:
Responsable de la explotación del parque zoológico de Sirius.

***

BIENVENIDOS A MARTE

  El fulgor del cielo nocturno anuncia que el Arca XIV comienza a penetrar en la atmósfera. Me incorporo en el asiento y acciono el intercomunicador:

  —La comunidad humana de Marte les da la bienvenida al planeta donde la lluvia es como polvo de diamante. —Oigo los vítores y el jolgorio de fondo, como siempre—. Pueden amartizar en el sector 6B.

  Confirmo el inicio del protocolo de acogida y corto la comunicación. Observo, a través del ventanal, la niebla que cada noche nace en este suelo marciano. Pronto envolverá el Domo por completo. Cuando ascienda, las partículas de agua que la forman llegarán a la atmósfera, transformándose en cristales de hielo que se precipitarán sobre la superficie como pequeñas piedras preciosas.

  «Un nuevo mundo, todo para vosotros», eso nos prometieron.

   A lo lejos, consigo visualizar el descenso de la nave. Pronto descubrirán que los diamantes solo brillan si hay luz y, en este condenado planeta, sólo llueve de noche; de día, no hay más tormentas que las de arena y polvo.

   Me levanto y me dirijo hacia la pared acristalada de diez centímetros de grosor. Pego la nariz en ella. Siento el frío infernal del exterior. Comienza a llover. Apenas recuerdo el olor a tierra mojada ni la sonoridad de una tormenta de verdad.

  ¿A qué huele Marte? Dicen que en el exterior se puede resistir hasta diez segundos sin necesidad del traje.

  Tal vez, alguna noche, abandone el Domo para comprobarlo.

  Ojalá merezca la pena.

  ***

—273 °C

   Hubo un tiempo en el que la consciencia estuvo formada por incontables cuerpos. Eso fue hace eones, cuando las estrellas daban calor. Ahora, apenas unas décimas por encima del frío absoluto, vaga por la oscuridad infinita del espacio.

   En un instante indeterminado percibe un flujo de energía; algo distinto a ella.

   —¿Quién eres?

   —Soy la Muerte.

   Evoca una reminiscencia lejana, un recuerdo almacenado por todas las formas de vida que han evolucionado desde la creación hasta culminar en ella. Y entonces pregunta:

    —¿Este es el Fin?

    —Sí.

   Los dos entes se confunden, envueltos en un silencio eterno.

    —¿Cómo es el lugar a dónde me llevarás?

    —No he venido a por ti, sino a acompañarte. Nada más vive en el Universo; nada más me queda por hacer. Contigo, yo también desapareceré.

     Y juntas, esperan a que bajen esas décimas que, más allá del tiempo, detendrán toda partícula del Cosmos.

***

Nota:
    Este último micro, -273º, fue escrito para una red social ESTA NOCHE TE CUENTO, que cada mes propone un tema para escribir un micro de 250 palabras como máximo. De entre los participantes se seleccionan unos finalistas y un ganador. En ese concurso no tuvo suerte y no pasó el corte. Sin embargo, lo presenté un par de meses después a EL RELATO DEL MES, otra red social similar pero sin límite de palabras. En aquel mes tenía como premio adicional una corrección por parte de GERVASIO POSADAS, escritor y director, junto a su hermana Carmen, del taller online de YOQUIEROESCRIBIR. Bien, pues allí resultó ganador. Un tiempo después recibí este mail: 





jue 27/03/2014, 19:00



   Desde luego, es un mail que guardo como oro en paño, sobre todo en aquellos momentos de dudas, que imagino todos tenemos. La verdad es que tiempo después lo he corregido un tanto, pero he pensado compartir esta anécdota para que nadie dude de sus textos por el simple hecho de no tener éxitos en algún concurso. Pensad que el crítico más feroz debemos ser nosotros mismos cuando pasado un tiempo revisemos nuestro texto. Será entonces cuando comprendamos si merecía la pena o no. Y si detectamos que no era bueno, eso significará que hemos crecido en ese tiempo. Y eso también será una excelente noticia.

  Y esto es todo por hoy, si os apetece un poco más podéis leer un relato LOS OJOS DE DIOS, en el que os propongo convertiros en creadores de un universo con sus propias reglas, las que nacen de vuestra observación.


¡Saludos tinteros!


55 comentarios:

  1. Me han gustado mucho y eso que yo sobre este tema no se nada de nada. PEro tu te manejas de maravilla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. En realidad son los temas de siempre, solo cambia los escenarios y algún cacharro futurista. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Si no supiera que los micros son tuyos pensaría que están sacados de algún libro de renombre que vende sus ediciones en las librerías comerciales más conocidas. Y como sé que son tuyas no puedo por más que darte mi más sincera enhorabuena. Me han SUPER ENCANTADO. Ingenio, excelente redacción y contenido muy original.
    Un abrazo, compi ;-) (lo comparto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, Marisa. Muchísimas gracias por semejante comentario. Me dejaste mudo. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Escueto, breve y rotundo “PARTE DE INCIDENCIA” en el que se trata al ser humano como simple mercancía zoológica rotulando sus características como hacemos nosotros con los animales que sacamos de su hábitat para encerrarlos y mostrarlos. Es potente este Parte de Incidencia, especialmente en la parte que se trata el óbito del mancho como una falta de rentabilidad de la mercancía y ¡mira que llamar habilidad en el uso de pigmentos a la faceta artística y creadora!
    El segundo corto “BIENVENIDO A MARTE” es interesante, a mi parecer, en dos facetas. La primera, cierta desilusión del viajero, como quien va de vacaciones a un lugar del que prometieron delicias y se quedan corto, y en segundo lugar por la faceta humana de la aparición y personalización de “la muerte” , al ser un relato corto entiendo que la brevedad no permite explicar el por qué de la aparición de la muerte, ni las causas. Te lo dijo el escritor Gervasio Posadas mejor que yo y con muy buen criterio:"Está escrito con una magnífica precisión: con muy pocas palabras nos sitúas en la acción"

    Nota: aprovecho para decirte que ya voy por el capítulo de “Los demonios exteriores” d de “La elección de las especies” y que estoy disfrutando del libro. Ya te diré más a fondo cuando termine.

    Enhorabuena David por las dos aportaciones y hasta prontito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. En realidad son tres micros. El de MARTE es uno y el de -273 es otro. La aparición de la Muerte como dices no se explica, es simplemente divagué con la posibilidad de que cercano el fin del universo, se encontraran los dos componentes del binomio por excelencia: Vida y Muerte. Entes contrarios, pero indisolubles uno del otro.
      Me alegra que te esté gustando el libro. A partir de ese relato, las historias se van relacionando un poco más. En concreto, ese de LA ELECCIÓN DE LAS ESPECIES me costó horrores escribirlo. Fue el último que escribí y tenía demasiados requisitos previos para introducirlo en el trama general. Al margen de me leí un documento que describía como diez posibilidades para establecer una base en la Luna. El siguiente EL CASO DEL HOMBRE DESMONTADO si que lo disfruté, mezclar el género negro o de detectives con la ciencia ficción me encantó. Un abrazo!

      Eliminar
  4. La ciencia ficción no es mi género favorito, lo reconozco, pero aún así me han gustado mucho tus micros, David. El último, además de ser una historia interesante, creo que encierra un trasfondo filosófico sobre el que merece la pena hacer una reflexión :)
    El primero me gustó especialmente por lo irónico, por esa comparación que establece y que nos sitúa a la altura de meras atracciones de zoo para otra especie, concepto que no nos es desconocido.

    Acerca de lo que dices sobre el desánimo y la autocrítica, sobre el crecimiento como escritores, encuentro que es una idea a la que agarrarse con fuerza en ciertos momentos si se quiere ser positivos y no tirar la toalla. Por cierto, enhorabuena por ese merecidísimo premio :))

    ¡Un abrazo y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. La ciencia ficción no deja de tratar los mismos temas de siempre. En estos tres micros: AMOR - EMIGRACION -VIDA Y MUERTE. Cambia Marte por una mina de Alemania; o a esa mujer del zoo por cualquier otra que cae en las redes de tráfico de personas. Los temas son los mismos con el añadido de poder especular sobre cómo será la vida en el futuro más o menos cercano... vale y ¿por qué no? Molan mucho las espadas láser, o teletransportarse, pero eso solo son atrezzo las obras maestras del género se sirven de los mismos temas que el resto de la literatura.
      Pienso que escribir es una carrera de fondo y cuando reviso algún texto, pasados unos meses suelo revisarlo bastante, ¿pero cómo estuve para escribir esta frase? ¿Pero a cuento de qué este diálogo? Pero eso es bueno, es la manera de darte cuenta de que estás mejorando. Un abrazo!!!

      Eliminar
  5. ¡¡¡Hola!!!
    Yo con la ciencia ficción tengo una relación amor odio, a veces me da por ella y otras me cansa, mi padre era muy muy aficionado y tenía todos los libros de Asimov, entre otros, y de vez en cuando lo leo.
    Tus micros me han encantado, el primero es genial, además de pensar en el tráfico de personas he pensado en dos cosas, en los zoos, que suelen privar a los animales de su merecida libertad y en las reservas indias, donde los indios viven como una atracción de feria para que los turistas los visiten.
    Y el escritor tiene toda la razón, tu micro(aunque la versión que nos presentas no sea idéntica pues dices que la has corregido) es redondo, me ha gustado mucho, bueno todos, pero ese último es genial.

    Y además tienes razón. Yo he mandado relatos a concursos y no he ganado nada, y con el mismo, en otros, he tenido suerte, depende de tantas cosas...
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gemma. Como comentas en relación al primero, el tema es ver al otro como algo menor. En ese relato he intentado dar la vuelta a la situación para comprobar que lo más hermoso del ser humano, el amor o la creatividad, puede ser una mera anécdota para otros seres. Es un micro que, sobre todo, intenta que reflexionemos sobre nuestra relación con el resto se seres vivos.
      Siempre que puedo intento compartir mis experiencias para intentar desdramatizar. A veces nos tomamos demasiado en serio lo accesorio del proceso de escribir. Lo importante es escribir, los concursos, los premios, las críticas son cuestiones accesorias, coyunturales que no nos deben hacer perder el Norte.
      Un abrazo! Ah, estupenda elección la de tu padre. Asimov era una "bestia" de la narrativa.

      Eliminar
  6. Hola David. Magníficos relatos, de verdad, y felicidades por el premio con el último. A mí leer ciencia ficción cuando está tan bien escrita me llega a emocionar porque me resulta algo casi poético o filosófico, ya que trata temas que, aunque son reconocibles, superan lo que estamos acostumbrados a vivir. Me encanta el lenguaje que utilizas..., A mí hay dos géneros que se me resisten, este y el erótico, porque o te sale muy bien (como es el caso) o te puede salir francamente mal.
    Lo que te pasó con el último es un ejemplo de que no hay que desmoralizarse con los concursos, no deja de ser la opinión de tres o cuatro personas, lo que a unos pasa desapercibido a otros puede entusiasmar. (A mí me dijeron en uno que no había sido seleccionada porque habían utilizado criterios muy "exigentes" y luego me premiaron en otro)
    Enhorabuena de nuevo, tres auténticas joyas, no sabría con cual quedarme.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ziortza. La ciencia ficción te permite soñar, como dices. Yo comencé a leer con los comics de Marvel, así que siempre he sentido fascinación por historias que juegan con el límite de lo posible. El hombre invisible, Frankenstein, La guerra de los mundos, La máquina del tiempo, Un mundo feliz, 1984, Crónicas marcianas, Yo, robot, Los mercaderes del espacio... La lista puede ser infinita, pero todos responden a la primera pregunta: ¿Y si...? Es llevar al extremo al ser humano, a sus deseos y anhelos.
      Caramba, imagino tu cara con eso de "criterios muy exigentes". Imagino que los criterios siempre deben ser muy exigentes para todo relato y concurso, solo debe variar en relación a los escritos presentados.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Como dice Gervasio Posadas en su mail, con pocas palabras, en las que ni sobra ni falta nada, cuentas mucho y sugieres mucho más. Muy buenos e inquietantes micros y el último, para mí, el mejor. Voy a leer "Los ojos de Dios".
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Ese relato, más que de ciencia ficción, parece más una fábula, una reflexión dramatizada en la que he pretendido unir ese binomio que nos acompañará siempre: VIDA-MUERTE. Solo tienen sentido juntas, y solo tomando como referencia una realidad. Cuando esta se extinga ambas deben desaparecer. Un besazo!

      Eliminar
  8. En primer lugar quiero felicitarte por esos tres micros que nos has regalado. Son todos buenísimos. No soy muy buen crítico pero me parece ver en ellos un sello inconfundible, la firma de David Rubio, un estilo muy personal e intransferible, jeje. Y eso es muy bueno.
    En segundo lugar, darte la enhorabuena por el reconocimiento recibido con el último de ellos y agradecerte ese toque de ánimo al indicar que un rechazo no significa forzosamente que un texto sea malo. Han habido casos sonados de obras rechazadas y que luego han tenido, a través de otra editorial, un gran éxito. A veces me parece que existe una gran arbitrariedad del jurado a la hora de conceder premios.
    En tercer lugar, el género de la ciencia ficción parece que está teniendo un nuevo auge pues las carteleras de los cines están últimamente inundándose de estrenos de películas de este tipo. A mi me gustan si se cumplen tres requisitos: un buen guión, un buen director y unos buenos actores. Quizá te parezca una perogrullada pero es que no me gustan esos "bodrios" que solo parecen juegos de marcianitos.
    Y por último, leí tu relato Los ojos de Dios y me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Lo de los géneros es muy curioso. En literatura la ciencia ficción siempre se ha considerado algo menor. A nivel editorial también se la trata como literatura de género para cuatro apasionados. Sin embargo, en el cine es uno de los géneros de más éxito en taquilla. Ya sea de Superhéroes, de zombies, de bichos, o más filosóficas como Interestelar o 2001, Matrix, El planeta de los simios, Avatar... La lista de bombazos en el séptimo arte es inmensa. Sin embargo, en literatura parece la hermanita pequeña de las editoriales.
      Es verdad que la calidad es desigual. El otro día comenté en el blog de Miguel Pina que últimamente se filmaban películas que parten de argumentos muy sugerentes como In time, Lucy... pero que al final se convierten en una simple y trillada persecución, como si toda la creatividad se hubiera gastado en ese primera hora para después abocarnos a la misma trama cliché.
      Pero cuando está bien ejecutada consigue que salga del cine con esa sonrisa boba.
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Hola David, estoy en línea contigo y considero a la ciencia ficción es un entorno literario y cinéfilo de primera magnitud. Es nuestra imaginación, la que entra en ebullición cuando empezamos a pensar en los misterios y las posibilidades de vida más allá de nuestras fronteras. ¿Que haríamos, qué sentiríamos, si al levantar la persiana de nuestra habitación divisáramos una enorme aeronave espacial? Es una pregunta recurrente que siempre se me viene a la cabeza. Felicidades también por tu premio y personalmente es el primer relato el que más me ha gustado, un excelente Parte de Incidencias.
    Un gran abrazo y viva la ciencia ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Esa pregunta es todo un punto de partida para una historia, sin duda. Diría que sería una singularidad, el punto cero de una nueva historia para la humanidad, muchas de nuestras creencias verían su fin, o tal vez no. Pero desde luego estremece pensarlo, nada sería volvería a ser lo mismo. No solo no estaríamos solos, sino que además los tendríamos en casa. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  10. En una época era fanática de la ciencia ficción, después se me pasó y ahora he vuelto a leer a alguno de los grandes autores de este género (El fin de la eternidad, de Asimov y La tierra permanece, otro clásico).
    Me gustaron mucho tus tres micros, bien escritos y al tener que contarlos tan resumidos, vas directamente al meollo.
    El que me llegó más es -273 Cº, por su contenido filosófico.
    Felicitacioces, David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirella. Un gran clásico, suelo releer sus cuentos, como las antologías de Bradbury, que son un verdadero placer para los sentidos y no solo los sensoriales. Un abrazo!

      Eliminar
  11. Hola David, en el tema de ciencia ficción te manejas como pez en el agua, con que facilidad los describes, cuanta imaginación que bárbaro.
    En cuanto a lo que te pasó con el relato de ENTC te entiendo, en esa página escribe mucha gente y creo que a veces no se percatan de la calidad de algunos de textos.
    Repito mis felicitaciones .
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Esa página sin duda es un referente para todos los que escriben micros. Si lo he mencionado es para que nadie dude de sus textos porque solo porque no tengan éxito en una convocatoria ni se desanime por ello. Lo importante es mejorar día a día, lo demás es accesorio y si tiene que llegar caerá como fruta madura. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Hola David, qué bueno leerte en este género uy que ni me atrevo de hecho estoy convirtiendo el farero en un cuento donde quiero ser más evidente el final de la tierra como es hoy (la idea de la que partí) y me está costando la vida. Hay una gran diferencia entre relato y cuento y ahora es cuando me estoy dando cuenta. Y entre los géneros, estos microrelatos de ciencia-ficción son la pera. Me gustaron los dos primeros, el tercero como que me perdí con la vida, no estaba muy segura. Ocurrente, genial y felicitaciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Emerencia. Pienso que este género debe construirse de la misma manera que cualquiera, solo tiene una peculiaridad, aparte de la tecnología, los extraterrestres o viajes en el tiempo, etc..., el lector te permite que no le expliques según que cosas, te da tiempo para que el elemento fantástico tome forma y se lo presentes cuando estimes oportuno. Por lo demás, todas las historias siguen los mismos temas de siempre. ¿Star Trek no es acaso una Odisea? ¿Crónicas Marcianas no es otra cosa que una confrontación de culturas? ¿2001 no es la búsqueda de respuestas a las preguntas que la especie humana se formulado desde siempre? ¿Star Wars no es una historia medieval con espadas láser? Un fuerte abrazo y ánimo con ese cuento.

      Eliminar
  13. Hay momentos que amaneces con el alma pesada, y entras en esa encrucijada donde la vida te solapa y no sabes si lo que tantos amas hacer, es el camino correcto más allá de lo que logres para vivir de eso; y dudas. Pero te encuentras con trabajos tan increíbles como los tuyos y los que siempre respaldas, junto a una anécdota así; y el alma se llena de gozo,porque la respuesta está allí...
    Mi gran amigo, sigo en la nave,volando por las constelaciones, imaginado miles de historias,donde en alguna de ellas me encontraré contigo...
    ¡Gracias! ¡Gracias!
    Qué el poder de creador bendiga tu arte por siempre. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eva. Jo, te aseguro que compartimos esa maravillosa nave, el verdadero gozo es contar con el regalo de tu compañía y tus palabras siempre tan generosas. Un fortiiiiiiiiiisimo abrazo!

      Eliminar
  14. Hubo un tiempo en que leí bastante ciencia ficción aunque ahora no es de los géneros que más leo pero sí es cierto que cuando la trama está bien escrita, cuando se consigue hacerme creíble lo increíble entonces me sigue enganchando.
    Ciencia ficción y micros me parece muy complicado pero tú lo has bordado con estos micros, consigues contar en tan pocas palabras una historia que como lectora voy rellenando mientras la visualizo casi como una escena de cine.

    Felicidades por ese premio y por esa estupenda felicitación, qué bonito detalle y entiendo que la guardes con muchísimo cariño y muchas gracias por esos soplos de esperanza, no se sabe nunca cuándo puede llegar el momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. Siempre intento esa visualización, bueno el tercero, -273º, es complicado dado que es más una reflexión que un micro. A veces creo que es una manera de esconder ciertas limitaciones para explicar según que sensaciones, así que voy directo a la imagen dejando que esas emociones las complete el lector. Un abrazo!

      Eliminar
  15. Me han gustado muchísimo los tres relatos, David, geniales de principio a fin, incluidas sus reflexiones. Nunca he sido de CiFi, pero siempre me ha gustado ir probando géneros, jeje, siendo Nativity mi primer experimento mas "puro". Aunque los dos primeros relatos son muy guapos, me quedo con el tercero sin duda, ya que me parece bestial. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ramón. Es curioso como cada uno de vosotros elegís uno u otro. ¡Me dejas de piedra! Pues después de leerte lo publicado hasta ahora en NATIVITY menos mal que no eres de CiFi, je,je,je. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  16. Creo, amigo Davud, que no es necesario decirte que adoro la Ciencia Ficción, ya sea vista, leída o escrita. Los micros son magníficos, puro Asimov o Scott Card, y el último es genial, propio para cerrar la trilogía. Yo también participé en alguna ocasión en el Relato del mes, y he de decir que la competencia era durísima, así que... enhorabuena.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. ¿A sí? Ya te buscaré, aunque esa red ya está inoperativa todavía quedan los archivos. Yo comencé a participar al final, de hecho creo que este fue el último relato ganador. Asimov o Scott Card, Bradbury, el género está repleto de maestros de la narrativa, es una pena que en España no tenga el nivel de aceptación que se merece. Pienso que es así porque en su día se lo asoció a literatura juvenil, junto a los comics, rebajándolo a literatura de segunda. Espero que pronto alcance los niveles, al menos, de la novela de Fantasía. Un abrazo!

      Eliminar
    2. Pues sí, David. Seguro que coincidimos en la página El relato del mes, que desgraciadamente dejó de funcionar. Si sigue visible, mis relatos están firmados como Arecibo, y "La anciana que robaba libros de Harry Potter" ganó el tema libre del mes de octubre de 2014, aunque el proyecto del libro de ese año no se terminó; espero que Jorge lo retome alguna vez.
      Pero bueno, todos los relatos que publiqué allí están en mi blog, a tu entera disposición.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡hola, David!
    ya sé que no existe la palabra, pero me han superencantado tus relatos. ¡Realmente parecen frangmentos de libros, estan geniales que hasta me han dado ganas de leer!
    Me ha gustado especialmente el segundo, y ahora incluso siento rábia de que a mi no se me hubiera ocurrido lo del olor de Marte, está realmente genial, David.
    El primero también me ha gustado especialmente, siempre he pensado que hace falta tener muuuucha imaginación para escribir algo sobre ciencia ficción que sea realmente original, y tú con "parte de incidencia" lo has conseguido sin duda. La verdad es que, si lo piensas, da un poquito de escalofríos el imaginarse a esa solitaria mujer en una habitación confortable pero que no deja de ser una prisión, pero... Realmente no parece muy descabellado, ¿quién sabe si más de uno no terminaremos así? Teniendo en cuenta el avance tan brutal que tendrán esas civilizaciones que en un futuro se pongan en contacto con nosotros, creo que es realista pensar que en parte nos verían como una especie de animales exóticos dignos de exponer.
    ¡Un abrazo muy fuerte, amigo! ¡Y sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Este micro de Marte es el que te comenté cuando publicaste el tuyo hará unas semanas, en este caso se me ocurrió cuando leí sobre esas tormentas de diamante que se producen por la noche en Marte. Esa imagen de belleza y muerte me fascinó. Bueno, en cuanto al primero, si nosotros no tenemos reparos en hacerlo con los otros seres vivos con los que compartimos el universo, porque hasta la fecha no conocemos más en todo el universo, imagínate si es posible que alguna especie nos considere interesantes para ese zoo galáctico. Un abrazo!

      Eliminar
  18. ¡Hola David! Me han encantado tus tres micros. Felicitaciones por el premio, te lo mereces. Es un texto excelente, pero no solo ése, los tres son muy buenos. Te aseguro que me has llevado hacia las estrellas, me has entretenido en Marte. Pero más allá del entretenimiento, más allá de la calidad narrativa que tienes, me he detenido a saborear, a beber en el contenido de cada uno de ellos. Son breves, pero aluden a muchos dilemas profundos, que como seres humanos, nos hacemos, como pensar la Vida y la Muerte, la condición humana. Sentí el frío, detrás del cristal, pero siempre mirando, como te digo, con la mirada humana, demasiado humana.
    Un abrazo.
    Ariel

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Ariel. Aunque la ciencia ficción tiene sus cosillas específicas del género no deja de tratar los mismos temas de los que se nutre la literatura universal. Los microrrelatos son algo excelente para expresar sentimientos, brochazos de sensaciones, sobre todo para los que estamos negados con la poesía.
    Un fuerte abrazo amigo!

    ResponderEliminar
  20. Hola David!, coincido contigo en que la ciencia ficción es un género fascinante en el que los humanos tratamos de encontrar respuestas y sobre todo, intentamos entender nuestro lugar en el universo y tus tres relatos son como pequeños flash de situaciones que se pueden dar en un futuro. A mi la que más me gustó es la que se desarrolla en Marte, porqué seguramente es la que podría hacerse realidad en un período relativamente corto y eso hace que sea todavía más creíble. En todo caso te felicito por las tres y muy especialmente por el premio. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. Marte es sin duda la próxima frontera. El inicio de la expansión del ser humano por el universo. Creo que fue Hawking quien dijo que el primer humano nació en la Tierra, pero es seguro que el último morirá en otro planeta. Como es posible que todo ello no lo veamos, la ciencia ficción nos da una buena idea de imaginar cómo será el futuro. Un abrazo!

      Eliminar
  21. Hola David

    Ya sabes que a mí también me fascina la Ciencia Ficción, así que será un placer leer tus relatos. Voy a ello…

    Parte de incidencia: Muy bueno. Me parece magnífica la manera cómo has conseguido situarte en el punto de vista del alienígena para describir de manera tan aséptica al espécimen humano. Claro que, quizás no hace falta nada más que pensar en lo que nosotros mismos escribiríamos de… un primate, por ejemplo. Esa es la magia de la Ciencia Ficción. Proyectar. Reflejar. El futuro puede que no sea más que un reflejo del pasado, un nuevo ciclo donde todo cambia, pero donde no hay nada nuevo. En fin, tú ya me entiendes. Por eso me ha recordado a la genial “El planeta de los simios”, obra maestra del género en esa vuelta de tuerca. Muy bueno el final y, para mí, ese juego con la parte emocional… Es curioso: los extraterrestres comprenden, razonan y llegan a conclusiones a ese respecto pero… les importa lo más mínimo si no es en su propio interés… ¿A quién me recuerda?

    Bienvenidos a Marte: algo que, de momento es Ciencia Ficción, salvo para la mente obtusa (o interesada, más bien) de algunos “visionarios” que nos quieren llevar de calle (ya tienen muchos adeptos) Me gusta y me admira cómo usas y adaptas el lenguaje a la perfección para narrar en este género (parece fácil, pero no lo es), como por ejemplo, darse cuenta de que usar la palabra “aterrizar” en ese contexto sería un error, ja, ja. O lo cuidado de los detalles técnicos respecto a lo que sería la vida en Marte. Y lo mejor, ese final tan abrumador y real en el que el astronauta se plantea si vale la pena incluso morir, por diez segundos de una sensación que tan sólo en la Tierra habría podido disfrutar… Si es que, todo es relativo. Y el tiempo es lo más relativo de todo. No sé cuál de los dos relatos me ha gustado más, está difícil. A ver el tercero.

    -273º C: ¡Chapeau! La guinda del pastel. Totalmente de acuerdo con Gervasio Posadas. Cuando la Ciencia Ficción se extiende hasta un momento crono espacial en el que, ya no hablamos de dimensiones humanas, sino cósmicas, toda referencia se pierde. Ya no hablamos de CiFi, sino, más bien de filosofía, puesto que nos adentramos en conceptos que superan incluso nuestros niveles de imaginación. Y moverse en esos planos es, cuando menos, arriesgado. En este pequeña joya, tú te has movido como un bailarín frente al espejo compañero. Con seguridad, aplomo y elegancia. Además, si ya hablamos de un género minoritario, en su dimensión más cercana a la humanidad, imagínate si nos vamos a esos extremos, ja, ja. Debería llevar la etiqueta “Solo para iniciados”. Un plano en el que solo existe la consciencia y la muerte (la no consciencia) y que nos avoca a un final en el que no prevalece la una sobre la otra, sino que se unen para formar otra dimensión: ¿la nada? Un tema apasionante, el origen y el fin del universo en el que tan sólo hay peguntas. Para mí, un 10

    De momento, nada más. Pero volveré. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidoro. ¿Y qué te digo yo ahora? Me has emocionado con tu comentario, has captado todos y cada uno de los temas de los micros. Incluso el de -273º donde los conceptos vida y muerte se reencuentran para despedir el universo que los ha creado. Ese ente que personifica la vida, es un homenaje a 2001, ese feto final que marca el paso de la vida física a otra forma de vida energética, y este ente vendría a ser la acumulación de todas esas formas de vida, un ente más allá de la individualidad, con otra concepción de lo que es propia existencia. Bueno, como dices es un poco para iniciados en el género. En el de Marte, cuando se produzca la ocupación los colonos se enfrentarán a una aventura inigualable e incomparable. De entre todo ello, asumir que Marte es su nueva casa. La parte técnica que mencionas es fruto de la documentación. Los domos, la lluvia de diamantes... Respecto al primero, será imposible que ahí fuera exista una raza tan semejante a la humana, en todos los sentidos. Incluso en el de despreciar a otras formas de vida considerándolas inferiores, como lo hace la supuesta especie dominante de la Tierra. Un fuerte abrazo, te aseguro que es un verdadero honor contar con lecturas y comentarios como el tuyo.

      Eliminar
  22. Hola, David:
    Siempre es un placer leerte y, aunque ya te han dicho todo, no puedo quedarme sin repetirte que tienes no solo el don de escribir y transmitir sino de convencer. Se nota que amas la ciencia ficción y la conviertes en algo inherente a la búsqueda del ser humano. Recuerdo muy bien cuando tu relato ganó en el concurso de El relato del mes y es muy cierto también lo que dices, que un mismo texto puede obtener diferentes méritos según dónde se presente. Es innegable que el tuyo conecta con la pregunta por excelencia.

    Yo también corrijo mis textos siempre que vuelvo sobre ellos, un poco más o un poco menos, siempre acabo corrigiendo algo para que suene mejor o sea más preciso. El vicio de pulir o la propia exigencia, no lo se.

    Enhorabuena por esta entrada y por los micros, excelentes los tres (me ha gustado sobre todo el que refleja la decepción ante la idealización de Marte)

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Manoli. De aquella etapa en EL RELATO DEL MES te aseguro que tú fuiste el mejor premio. Pienso que volver sobre viejos relatos es un buen ejercicio. Es la manera de darte cuenta de los progresos. Pienso que si al releer un relato antiguo no sientes la necesidad de cambiar algo es que, en realidad, no has aprendido demasiado en ese tiempo. Un fortísimo abrazo!!

      Eliminar
  23. No soy muy aficionada al género de ciencia-ficción porque todo lo que he leído son distopías y me deprimen mucho. No es que sea yo de leer cuentos de hadas, tampoco.
    Siempre que se imaginan mundos futuros se representan muy poco halagüeños, ¿quizás hay algún sentimiento de culpa por cómo nos estamos comportando "ahora" y el subconsciente nos avisa de que "mañana" será peor?
    Con todo y con eso, me han gustado los tres micros, aunque en uno acabamos en un zoológico, en otro encerrados sin poder salir en un planeta muy poco acogedor, y en el otro desapareciendo totalmente en el cero absoluto (me ha parecido una alegoría estupenda). ¡Qué panorama!
    Genial, David, en pocas palabras nos pones en situación y terminas el mensaje. Estoy completamente de acuerdo con lo que dice Gervasio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kirke. En realidad, el futuro nos traerá grandes cosas, pero me temo que también miserias. ¿Pero no es eso lo que nos ha sucedido hasta ahora? Tienes razón en que quizá existe cierto sentimiento de culpa al extrapolar nuestros actos de hoy. Pero también que para atrapar al lector hay que hacer sufrir a los personajes. Plantearles dudas, miedos... El relato de Marte seguramente podría ser igual si en vez de colonizar ese planeta habláramos de los antiguos colonos. Es adentrarse en mundos desconocidos, salir de nuestro hogar, con todas sus grandezas y miserias. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  24. Geniales micros. Nos muestras varios mundos distintos, pero muy parecidos.
    En cuanto a los consursos. Es verdad que son muy subjetivos. Lo que les gusta a uno no les gusta a otros. Es normal que guardaras ese correo como oro en paño, yo también lo haría aunque no resultase ganador, que en este caso no fue así.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. En realidad pienso que exageró un tanto. De hecho, al revisarlo no he podido evitar ciertos cambios. Pero imagino que siempre necesitamos de estas palabras para animarnos, para sentir que vamos por el camino correcto, para ver la luz cuando se cierne la niebla. Un abrazo!

      Eliminar
  25. Me han encantado tus micros, en especial el primero. ¡Qué orgulloso tuviste que sentirte cuando recibiste el correo electrónico! Yo guardo un correo electróncico parecido de un profe de la Universidad autónoma de Madrid que alabó uno de mis artículos, así que lo imagino perfectamente, ja, ja, ja.
    Más de una vez le he dicho a Ana (cuando charlamos sobre otros bloggeros) que me encanta tu literatura porque tienes una técnica muy firme en la que no falta ni sobra una palabra, vamos, casi lo mismo que te dijo Posadas.
    En definitiva, enhorabuena como siempre, y te doy toda la razón en lo que dices: nosotros debemos ser nuestros críticos más importantes.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noemí. La verdad es que pienso que más que una técnica firme, conozco muy bien mis limitaciones. Creo que soy más narrador que escritor. Soy incapaz de escribir de manera profunda, así que busco historias, gestos, imágenes que muestren lo que yo no soy capaz de escribir. Me falta mucha literatura y lenguaje literario, así que trato de explotar lo que creo que soy capaz de hacer.
      Revisar viejos textos, como decía a Manoli, es un estupendo ejercicio para chequear nuestros avances como escritor. Recuerdo relatos de los que me sentí orgulloso que, vueltos a leer al cabo del tiempo, me parecen bodrios. Pero eso es una buena noticia, significa que avanzas. Si un texto que has escrito hace tiempo te parece perfecto tiempo después es que has aprendido muy poco. Un abrazo!

      Eliminar
  26. El primer microrrelato me hizo acordar a la forma en que muchos científicos ven a los animales, cuando con un poco de sentido común se entienden las causas del dolor y la tristeza. Igual, siendo seres de otro planeta debe ser más difícil entender. Del segundo, me has recordado los relatos de Crónicas marcianas, uno de mis libros favoritos. Y el tercero ha sido mi favorito. Tiene sentido que hayas ganado un concurso con él. Muchas felicidades por eso.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cyn. Crónicas Marcianas, en realidad casi todos los relatos de Bradbury son lecciones magistrales para todos aquellos que aspiramos a escritor. El primer micro trata de eso, de que lo que parece importante al ser humano como especie, en realidad solo es importante para él. Otra especie podría considerarlo como algo, como mucho curioso. Tal cual como nosotros observamos a nuestros compañeros de planeta. Un abrazo!

      Eliminar
  27. Hola, David. Me gusta la ciencia ficción. Siempre es bueno imaginar el futuro, y no siempre en forma pesimista. Al igual que en la fantasía nos permite crear mundos que nos hagan reflexionar sobre el rumbo que está tomando la realidad actual y cómo podría influir en el futuro.
    Excelente labor amigo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirna. El futuro es lo único que podemos imaginar, así que es bueno intentar el máximo a semejante filón. Un abrazo!

      Eliminar
  28. De los tres destaco especialmente el segundo, quizás porque me ha hecho recordar el clima tal cual lo mostraba la peli de "Desafío Total", donde al final y durante el día todo era desértico y polvoriento. ¡Buen trío de relatos y viva la Enterprise!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Carlos. Larga vida y prosperidad. Ahora que no nos escucha nadie, desde luego no hay color entre Star Trek y Star Wars. Sobre todo con las nuevas películas. Las tres últimas de ambas producciones, puff Star Trek se come con patatas al universo de Lucas. Un abrazo!

      Eliminar

Deja tu huella en el blog con un comentario. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...